La Navideña Feria Internacional de las Culturas. Un reto cumplido.

 en AZAFATAS, AZAFATAS MADRID, COMPROMISO SOCIAL, FERIAS, MERIDIANA

La Navidad es una época de compartir, de alegría y de felicidad, y en Meridiana este año lo hemos celebrado trabajando sin parar, pero sin dejar a un lado el buen ánimo y las sonrisas.

Durante 13 días el Centro de Creación Contemporáneo “Matadero Madrid” se convirtió en el espacio perfecto para llevar a cabo la 3ra Edición de “La Navideña, Feria Internacional de las Culturas”. Un evento que reunió a más de 60 embajadas de diferentes países para dar una muestra de sus raíces y cultura a través de talleres, conciertos, muestras de cocina, actividades para los más pequeños, entre otros.

El secreto de un gran trabajo, un gran equipo

Más de 50 chicos y chicas fueron los encargados de llevar sonrisas a los asistentes de la Feria. En Meridiana Talent for Events llevamos a cabo un arduo proceso de selección, pues los perfiles necesitados eran diversos. Contamos con dos tipos de personal, uno para las casetas de cada país, donde el atributo principal se centraba en la simpatía, vocación de atención y buen manejo del lenguaje y público. Muchos de ellos requerían tener un segundo o tercer idioma, como inglés o francés. Estos chicos fueron los encargados de recibir y ayudar a las embajadas a mostrar sus productos, artesanías, comidas y demás objetos típicos de cada país.

 

Por otra parte, nos dimos a conocer con otro perfil completamente diferente: se trató del personal auxiliar que trabajó de la mano con la producción artística de cada una de las actividades que se llevaron a cabo durante los días de feria. Personas dinámicas, atentas al detalle, unos verdaderos productores que se encargaron de velar porque cada actividad se llevase a cabo acorde al plan.

Una excelente coordinación, nuestro principal fuerte.

Como dice nuestro slogan “Planificamos hasta la improvisación”, es por ello que una buena coordinación siempre es necesaria para que no se escape ningún detalle. Los que conocen de música comentan que una buena dirección es pieza indispensable de la orquesta, el alma, la cabeza y el corazón. Fueron largas jornadas, pero con la satisfacción de haber logrado engranar perfectamente cada instrumento de este equipo y logrando la más melódica armonía.

 

Durante los 13 días, 4 de nuestras coordinadoras lo dieron todo por cuidar cada detalle, por salir adelante con cada reto planteado para ellas y para su equipo, pero con una satisfacción incalculable al poder observar que todo encajaba perfectamente. Las palabras de aliento no faltaron nunca, ofreciendo una mano amiga y dando ánimo a cada uno de los chicos para que no bajaran la guardia y poder llegar hasta el final como todos unos campeones.

La despedida, un hasta luego lleno de emotividad

Como es normal, después de haber compartido tantos días , la despedida fue una de las cosas más difíciles de este evento. Las chicas y chicos que trabajaron tanto en casetas como en las demás actividades se convirtieron en más que un/a azafato/a para el personal que allí se encontraba promocionando a su país, o coordinando los talleres.

Los chicos aprendieron detalles fascinantes sobre cada país y su cultura, al punto de querer salir de allí a tomar un avión y visitar todos esos recónditos sitios sobre los que escucharon durante tantos días. Hubo abrazos repetidos y una indudable sensación y satisfacción de, una vez más, haberlo hecho bien.

 

 

¡Hasta la próxima!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

SEC 2017: El Congreso de las Enfermedades CardiovascularesDistintas necesidades y distintos perfiles, cada uno adaptado para la ocasión